30.3 F
Cincinnati
lunes, diciembre 5, 2022

Aprenda a cuidar la salud mental de sus hijos y familia durante la pandemia del Covid-19

Últimos Artículos

La salud mental de los niños y las familias latinas en Ohio se ha visto afectada gravemente a causa de la pandemia del Covid-19.

Por ello, en La Vanguardia quisimos investigar el tema y tuvimos la oportunidad de hablar con la doctora Maria Piombo, quien ha sido terapeuta durante 30 años y especialista en el área.

Durante los últimos once años ha trabajado en Central Clinic Behavioral Health, una agencia comunitaria de salud mental. Trabaja actualmente en la división del Centro de Tratamiento Infantil y Familiar de la agencia.

Doctora, desde su punto de vista, ¿cómo se ha visto afectada la salud mental de los niños latinos y sus familias en Ohio?

En respuesta a la pandemia de coronavirus, ha aumentado los niveles de estrés y para aquellos que nunca experimentaron ansiedad o depresión, muchos han comenzado a experimentar ahora.

Además, para aquellos que han experimentado ansiedad y depresión, su sintomatología ha aumentado durante este tiempo. Además, existen diferencias entre la edad y el nivel de desarrollo de los niños.

Los niños más pequeños tienden a experimentar dificultades si sienten que sus padres están teniendo dificultades. Por ejemplo, si un padre está muy angustiado, molesto y ansioso, los niños sentirán esto y sabrán que algo es diferente que antes.

A medida que se dan cuenta de esto, pero no lo entienden (si no se está hablando), estos niños pequeños experimentarán estrés.

Si son muy jóvenes, es posible que no tengan las habilidades verbales para hablar al respecto, pero pueden mostrarlo de manera conductual, pueden retroceder de ciertas maneras, por ejemplo, en el entrenamiento para ir al baño, no poder separarse de los cuidadores, quejarse, llorar, mucha dificultad para dormir y no querer comer.

Los niños mayores y los jóvenes experimentan un aislamiento social que puede afectar sus emociones, problemas de adaptación, tristeza, ira, desesperanza, etc.

Además, sabemos que muchos más niños corren el riesgo de mayores tasas de abuso durante la pandemia.

Lo que los niños y sus familias están experimentando actualmente también puede desencadenar recuerdos de traumas pasados.

¿Cuáles son los problemas mentales más comunes?

En términos de niños, vemos que los trastornos de ajuste, los trastornos relacionados con el trauma, la ansiedad, la depresión, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad y los trastornos disruptivos, de control de impulsos y de conducta.

¿Qué tipo de terapias está brindando actualmente a la comunidad afectada por problemas de salud mental?

En el Child and Family Treatment Center trabajamos con niños de 0 a 18 años. Ofrecemos una variedad de modalidades de terapia diferentes que varían según la edad del niño, así como su diagnóstico, gustos y aversiones.

Algunos niños pueden tener éxito con un enfoque, pero otros no. Somos una agencia de atención informada de trauma, por lo que toda la terapia realizada es desde una perspectiva de atención informada de trauma.

Ofrecemos terapia cognitivo-conductual, terapia de juego, terapia de arte, movimiento, terapia interactiva para padres e hijos y otros.

¿Qué recomendaciones les darías a las familias y niños latinos para evitar problemas de salud mental en el hogar?

No estoy segura de que se puedan evitar los problemas, pero podemos trabajar para tratar de prevenirlos o aliviarlos. Si los padres ven un cambio en sus hijos, deberían tratar de hablarles al respecto.

Los padres deben tratar de no juzgar y ser empáticos mientras hablan con sus hijos. Deben ser cariñosos y mostrar paciencia para que los niños se sientan cómodos abriendo sus sentimientos. Llame a un terapeuta de salud mental para comenzar la terapia si un niño lo necesita.

Es importante recordar el nivel de desarrollo de los niños y la forma en que uno se acerca a ellos y les habla variará mucho según su edad.

Una cosa importante para recordar es que los niños son intuitivos, los padres pueden pensar que no saben lo que está sucediendo, pero los niños son perceptivos y perciben el medio ambiente en el hogar y cualquier cambio allí, así como también cómo se comportan los padres.

Es mejor que los niños tengan información sobre lo que está sucediendo que no, ya que es más preocupante para ellos no saberlo: están ansiosos y preocupados por algo que no pueden identificar.

Sin embargo, los niños no necesitan tener toda la información, ya que demasiada información puede ser igualmente preocupante. Es importante encontrar ese equilibrio. Fingir que las cosas están bien cuando no lo están puede ser muy problemático para los niños.

Un ejemplo de esto es con la violencia doméstica. A veces los padres piensan que los niños no saben que se está produciendo violencia doméstica porque nunca la han “visto”.

Sin embargo, sabemos por investigaciones que la mayoría de las veces los niños son conscientes de que se está produciendo, generalmente debido a que escuchan y ven las consecuencias. Esto es extremadamente traumático para los niños.

Artículos relacionados

¿Qué opciones de seguro médico tienen los inmigrantes?

Para que una persona inmigrante pueda tener acceso a...

Top 10 negocios más rentables para emprender

Si te interesa ser un emprendedor, pero aun no...