33 F
Cincinnati
jueves, febrero 2, 2023

Autodidactismo y autosuperación 

Últimos Artículos

La educación informal, llevada con disciplina formal, hace maravillas para quienes buscan compensar y rebasar ausencias de diplomas y certificados. 

No hay mayor plus para un trabajador que ser un trabajador calificado. “Calificado”, hace solo cuestión de años, podría remitir únicamente a contar con diplomas y certificados que dieran cuenta del historial académico oficial de una persona. 

Pero en la Era de la Información, cuando la educación es accesible para todas las personas con tiempo extra y dispositivos electrónicos que permitan conexión a la web para aprovechar los recursos –algunos gratuitos, otros pagos— para hacerse con una educación que la generación que no contó con la explosión informativa que nos rodea envidiaría, supone una nueva aproximación a lo que significa la educación oficial. 

Y con ello, también, una nueva aproximación a lo que significa ser un “trabajador calificado”, por cuanto el costo de aprender y de formarse es más bajo que nunca. Ya es un hecho, por ejemplo, que los empleadores presupongan de sus empleados un grado de familiaridad con los software y portales más comunes.  

La inventiva, la perspicacia, la curiosidad y la investigación son cualidades altamente demandadas por los empleadores, porque dan cuenta del potencial de un empleador que cuenta con un cúmulo de información disponible y deberá acceder a ella de forma eficiente para resolver problemas para los que no ha tenido experiencia en el pasado.  

Para buena parte de las generaciones más jóvenes, esto es una tarea sencilla, intuitiva. Algunos entre nosotros no tuvieron la oportunidad de acceder a esta inmensa selva de conocimientos y experiencias que significa el internet. Pero así como desconocer totalmente una lengua extranjera puede llegar a ser una discapacidad total, desconocer nociones básicas de computación y uso de internet puede impedirnos alcanzar un trabajo o un nivel de desempeño. 

La invitación es para quienes desean continuar puliendo sus habilidades para contribuir al desarrollo de los negocios en los que están involucrados. De parte de nosotros, por supuesto, el costo es alto: disciplina, constancia y paciencia.  

Artículos relacionados

Cómo calcular los costos para empezar un negocio

Antes de abrir tu propia empresa, uno de los...

Inscríbete para obtener tu Miami Valley Community ID

Una vez más, el programa Miami Valley Community ID...