Cinco de Mayo: una razón más para unirnos como comunidad

433
House of Mexico Dancers Richard Benton 2014
House of Mexico Dancers Richard Benton 2014

Pocas son las ocasiones en que suspendemos el orden cotidiano de nuestras vidas para congregarnos en torno a una celebración común. El Cinco de Mayo es una de ellas, y depende del significado que, como comunidad, le otorguemos a esta fecha para comprender el alcance de lo que en ella puede surgir.

Porque, antes que cualquier cosa, el Cinco de Mayo es una fecha altamente simbólica. Y lo es en tanto que el país que nos ha acogido la ha adoptado igualmente, como demostrándonos que donde hay comunidad hay espejo de cultura. Que, como comunidad, podemos hacer del territorio del que somos parte una pequeña simulación de nuestros orígenes y tradiciones.

Celebrar el Cinco de Mayo es empoderar a la población hispana de Ohio, es una exclamación, una viva que transmite el eco del poder latino. Grita que existimos, que pertenecemos a algo más grande y que hemos exportado uno de los bienes más valiosos para nuestra sociedad, un intercambio cultural que reafirma el fundamento inmigrante de Estados Unidos.

Es, así mismo, una oportunidad para sentirnos rodeados de nuestras raíces, escuchando nuestra música, degustando nuestra gastronomía, escuchando nuestros variopintos dialectos. Y, así, el resto de los habitantes de Ohio conocerán también nuestras costumbres, participando de ellas. Es una facultad, no frecuente, de poder dar, de poder entregar algo más allá de nuestro servicio económico o social, de compartir un pasado para unos ajenos, interesante o curioso, casi místico.

Los tiempos que atravesamos exigen precisamente que ejerzamos nuestro poder. Como inmigrantes, como hispanos, es necesario que respondamos, no de otra manera que resaltando la realidad: que somos una población significativa, que componemos una gruesa porción del pastel y que la historia de Estados Unidos no se ha escrito sin nuestra propia tinta.

Más importante aún es impedir que la tradición de festejar el Cinco de Mayo desaparezca. Es menester agregar más entusiastas, convocando más eventos y organizando intensos festivales. Y, sobre todo, asistir. Solo asistiendo entenderemos porque componemos uno de los grupos sociales más grandes del país.

Desde La Vanguardia, pedimos a todos los lectores que se apropien de esta fecha. No importa cuál es nuestro país de procedencia. El Cinco de Mayo es eminentemente hispano, y también es una oportunidad para apoyar los proyectos y negocios de nuestros hermanos latinos. Es, sencillamente, la fecha ideal para compartir, para festejar la alegría de ser felices.