Dayton se prepara para la manifestación de un grupo supremacista el 25 de mayo

569
20001
20001

Dayton está en la mira de distintas organizaciones y medios nacionales, después de que un grupo afiliado al KKK, Honorable Sacred Knights, con base en Madison, Indiana, anunciara una manifestación para el 25 de mayo.

Los colectivos relacionados al KKK se caracterizan por tener en su cuerpo ideológico doctrinas tales como la supremacía blanca (superioridad de la raza blanca), nacionalismo blanco (el país solo es de los blancos), antiinmigración, anticomunismo, antisemitismo, neonazismo, neofascismo, anti-islam y anti-LGBT.  

La decisión del grupo levantó fuerte polémica, tanto en las instituciones gubernamentales y de seguridad como en la población civil. La corte de la ciudad de Dayton intentó demandar al grupo para impedir su participación, pero terminó cediendo al no poder argumentar en contra. Organizaciones sin fines de lucro y colectivos de toda índole han anunciado contramanifestaciones.

No obstante, la preocupación es latente. El país actualmente atraviesa un momento histórico caracterizado por la presencia activa de grupos ultranacionalistas y supremacistas. Deben recordarse los hechos ocurridos el 12 de agosto de 2017, en Charlottesville, Virginia. Alex Fields Jr., declarado neonazi, deliberadamente arroyó con su automóvil a un grupo que protestaba pacíficamente. Una persona murió y veintiocho resultaron heridas.  

La manifestación en Dayton, específicamente, en Courthouse State, Downtown, es, hasta el momento, un hecho. La ciudad ha hecho preparativos, incluyendo una fuerte presencia policial en el territorio a ocupar por los miembros de Honorable Sacred Knights y una serie de condiciones que el grupo deberá acatar. Entre otras cosas, no podrán cargar:

  • Rifles de asalto
  • Bates
  • Blindaje
  • Armas flameantes
  • Cuchillos
  • Armas largas
  • Uniformes militares
  • Uniformes de policía
  • Rifles
  • Escudos
  • Escopetas
  • Chalecos tácticos

Por su parte, la división de Dayton de la NAACP (National Association for the Advancement of Colored People), organizó jornadas de contramanifestación. Las jornadas pretenden ser celebraciones comunitarias.

“Un Dayton va a salir a la luz y mostrarle a Estados Unidos cómo podemos unirnos en momentos en que un grupo de individuos vienen de fuera del estado y quieren perturbar nuestra paz mental”, dijo Derrick Foward, presidente local de NAACP a WHIO.

El viernes, 24 de mayo, habrá discusiones sobre relaciones raciales en la sociedad. El sábado, después de la manifestación del grupo Honorable Sacred Knights, se llevará a cabo “una tarde de amor, paz, inclusión y unidad” en McIntosh Park.

Finalmente, la Policía de Dayton dijo que hará presencia para defender los intereses de la comunidad de la ciudad, impidiendo cualquier acto que pueda amenazar la integridad de la población. Han estipulado que, apenas termine la manifestación, los miembros del grupo supremacista deberán esparcirse y abandonar el área del Downtown. En caso de que los manifestantes incumplan alguna condición, la Policía actuará inmediatamente.