El Alzheimer, la enfermedad del olvido

547
P15.119 scaled 1
P15.119 scaled 1

Existe en el mundo una enfermedad que afecta anualmente a más de 50 millones de personas según la OMS. Este síndrome, caracterizado por el deterioro de la función cognitiva, es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores. En noviembre, el mes nacional de concientización sobre el Alzheimer, se quiere brindar apoyo a los afectados en Alzheimer’s Association, una entidad líder en investigación y reducción del riesgo a través de la promoción de la salud del cerebro.

En esta organización, a través de la educación, se enseñan habilidades a los cuidadores mientras se contribuye a mejorar la calidad de vida de los pacientes, brindando herramientas y recursos gratuitos para transformar un diagnóstico de derrota en un deseo de vivir lo mejor posible. El Alzheimer no se puede prevenir, curar o retrasar y, peor aún, miles de personas experimentan síntomas que nunca han sido diagnosticados. En el caso de Ohio, 220.000 personas viven con esta condición y más de 600.000 son cuidadores.

No existe como tal una prueba única que ayude a demostrar si una persona tiene Alzheimer, ya que se requiere de una evaluación médica cuidadosa que incluye aspectos como: un historial completo, pruebas de estado mental, examen físico y neurológico y pruebas que analicen el estado de la sangre y el cerebro para descartar otros posibles síntomas similares a la demencia. Las ventajas de obtener un diagnóstico a tiempo es que los medicamentos pueden ayudar a reducir las causas y proporcionar claridad cognitiva para algunos casos.

Ya cuando acceda al examen médico éste querrá saber sobre alguna enfermedad actual y pasada, además de algún medicamento que esté tomando. También se le preguntará sobre los tipos de afecciones médicas que afectan a otros familiares, incluso si pueden haber tenido Alzheimer u otras demencias relacionadas. En cuanto a las pruebas de estado mental se incluyen evaluación de la memoria, resolución de problemas simples y demás habilidades de pensamiento, así el médico tendrá una idea general de si la persona consciente de los síntomas puede recordar una breve lista de palabras o seguir instrucciones.

Finalmente, se realizará un examen neurológico en el cual se buscarán antecedentes de trastornos cerebrales distintos al Alzheimer, signos de accidentes cerebrovasculares leves o graves, enfermedad de Parkinson, tumores cerebrales, acumulación de líquido en el cerebro y otras enfermedades que afectan la memoria y el pensamiento.

A continuación, le presentamos 10 signos de advertencia del Alzheimer:

  1. Cambios de memoria que se dan en la vida diaria
  2. Desafíos para planificar o resolver problemas
  3. Dificultad para resolver tareas ya sea en casa, la oficina o espacios de ocio
  4. Confusión en el tiempo o lugar
  5. Problemas de visión para entender imágenes
  6. Conflicto con las palabras al hablar o escribir
  7. Inconvenientes al desplazar objetos y perder capacidad para encontrar cosas
  8. Cambios en la toma de decisiones o juicio disminuido
  9. Se convierte en una persona retraída a nivel laboral y social
  10. Fluctuaciones en los cambios de humor y personalidad

Si usted o alguien que conoce está experimentando alguna de estas 10 señales de alerta, consulte a un médico para encontrar la causa. El diagnóstico temprano le permite a usted y a su ser querido buscar tratamiento y planificar para el futuro. Si necesita ayuda o recursos, llame a la línea de ayuda 24/7 de Alzheimer’s Association al (800)-272-3900.