City Council de Columbus decreta que restaurantes, bares y clubes atiendan hasta las 10:00 p.m.

Este lunes el City Council de Columbus decidió restringir los horarios de restaurantes, bares y demás destinos nocturnos, como clubes, para que solo permanezcan abiertos de 6:00 a.m. a 10:00 p.m.

“Tenemos un problema y eso es inaceptable”, dijo la presidente del City Council, Shannon Hardin en referencia a las aglomeraciones en este tipo de sectores comerciales que han sido identificadas como fuentes de brotes de Covid-19.

La presidente Hardin reconoce que la medida podría agravar lo que ya es una crítica situación para los propietarios de estos negocios y sus empleados, pero asegura tienen la obligación de hacer cumplir lo que se asume como un paso necesario.

La medida, que entró en vigencia el martes 28 de julio, fue presentada por el alcalde Andrew Ginther y la Comisionada de Salud Pública de Columbus, Dra. Mysheika Roberts, luego de que la Dra. Deborah Birx, Coordinadora de Respuesta de la Fuerza de Tarea de Coronavirus de la Casa Blanca, advirtiera de la necesidad de optar por esa solución.

“Les pedimos que no vayan a los bares. Les pedimos que se laven las manos y que no se reúnan con grandes grupos de personas, y que realmente traten de detener la propagación del virus en Ohio”, eran las palabras de Birx en la misma ciudad de Columbus, tras atender a una reunión con las principales autoridades en salud del estado.

El voto a favor del Consejo Municipal, se dio luego de escuchar a la Dra Roberts, quien refirió: “Estamos en un punto crítico en nuestra lucha contra el Covid-19 que continúa extendiéndose y aumentando en nuestra comunidad”.

También fue escuchado Todd Bowen, de la Asociación de Restaurantes de Ohio y el abogado Edward Hastie, en su representación: “Antes de votar sobre esto, realmente quiero que piensen en los miles de empleados, cientos de dueños de negocios, las familias que serán devastadas por esto”, dijo Hastie.

El consejo respondió que la medida no se está tomando a la ligera y que son consciente de las consecuencias, pero que este es un paso que se debe dar en orden de la seguridad de la población.

No obstante, la Dra. Roberts comentó que los negocios pueden ofrecer servicios de entrega de comida después de las 10:00 p.m. Enfatizó en que la medida busca evitar a toda costa las aglomeraciones pasada la hora señalada. Y que de igual modo no pueden congregarse fuera de las instalaciones.  

“Debemos utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para prevenir la propagación de la enfermedad. Reducir el tiempo que las personas se reúnen en grupos ayudará a minimizar el riesgo no solo para quienes participan sino para toda la comunidad. Esta reducción, junto con el uso del tapabocas, el distanciamiento social y el lavado de manos, ayudará a proteger la salud y salvar vidas”, agregó Roberts.

El alcalde Ginther y la Comisionada Roberts comentaron que solicitaron el toque de queda una vez advirtieron los recientes aumentos de casos de contagio en el Condado de Franklin, así como en la ciudad misma.

En palabras del alcalde, los bares son catalogados como fuentes de brotes entre adultos jóvenes, muchos de ellos asintomáticos y quienes serían responsables del “contagio silencioso”.

A la fecha de redacción de este artículo, el Condado de Franklin presenta 16.474 casos de Covid-19,  de estos 12.379 pertenecen a la jurisdicción de Columbus Public Health, que incluye a Columbus y Worthington.

De acuerdo con la administración de la ciudad, Columbus Public Health practicará una advertencia a los que infrinjan la ley por primera vez, y luego impondrá una multa de $500 en la segunda infracción y $1.000 por delitos posteriores. La reiteración en las infracciones podría acarrear para propietarios u operadores medidas cautelares que incluyen el cierre del establecimiento.