El Ejército prende alarmas por continuo avistamiento de ovnis

445
P10.37
P10.37

Entre los miembros del Ejército estadounidense, ya no es considerado tabú registrar el avistamiento de objetos voladores no identificados, cosa que anteriormente era pasada por alto por cuanto no se ahondaba sobre los descubrimientos. Ahora, con el incremento en este tipo de avistamientos, se ha establecido un protocolo que implica el riguroso registro de dichas casualidades.

Pero el interés no solo recae sobre el Ejército -y, más específicamente, la Armada-, sino que los miembros del Congreso han intentado acceder a más información sobre los hechos descritos, y muchas veces clasificados. Los “fenómenos aéreos inexplicables”, como son llamados técnicamente, comienzan a ser materia de preocupación para la seguridad nacional.

Hay que decirlo, esto ya no es de ninguna manera un secreto de estado. Si bien no pertenece al debate público, el avistamiento de ovnis si importa al Ejército. Esto se supo cuando los medios revelaron que el Gobierno de Estados Unidos utilizo gruesos fondos -unos $600.000 millones- en un programa secreto para investigar los fenómenos entre 2007 y 2012.

Hoy en día, el Gobierno se encuentra elaborando un programa de acción para responder a este tipo de eventos y mantener un registro activo de todos los encuentros. “Por razones de seguridad y protección, la Armada toma estos informes muy en serio e investigan todos y cada uno de los reportes”, explicaron al portal Politico funcionarios de la Armada.