El estado abre convocatoria de amnistías para conductores con licencias suspendidas

384
P5.X
P5.X

Según Ohio Bureau of Motor Vehicles (BMV), en Ohio, 1 de 8 conductores con licencia pierden su derecho a conducir al violar les leyes de tráfico o cometer delitos en sus automóviles. Esto es, casi 1 millón de los 8 millones de conductores activos registrados.

Estas violaciones y delitos pueden ir desde no tener el seguro al día, infracciones graves de tránsito hasta el transporte ilegal de drogas, armas de fuego o cualquier otro tipo de contrabando.

Solo con una salvedad, estos conductores “ilegales” podrían tener justificación, según el estado. Y es que una considerable proporción de conductores sin licencia pertenecen a una población desigual en términos socioeconómicos.

Estos conductores de escasos recursos que han visto sus licencias de conducción suspendidas por incurrir en actividades ilícitas o haber violado leyes de tránsito, y que no pueden pagar sus cuotas de reincorporación, podrán tener un indulto con el nuevo programa del estado.

El programa tendrá una duración de seis meses, y está dirigido a esa población estimada de 410.000 conductores que no tienen dinero para pagar la reincorporación. Algunos de estos conductores son sancionados por exceso de velocidad no agravado o infracciones de tráfico menores, que, con el tiempo, y al no poder pagarlas a tiempo, se inflan en miles de dólares.

La problemática ha podido ser corroborada estadísticamente, siguiendo el grueso de los infractores y su condición socioeconómica. Por ejemplo, una investigación de Justice for All (Cleveland), el 82% de los residentes del código postal 44507 de Youngstown South Side viven en condiciones de pobreza. De los 5.111 residentes de la zona, el 42% (2.250) han perdido su privilegio de conducir.

Y las repercusiones de no poder manejar y permanecer inmóviles se traducen en la agravación de los niveles de pobreza, perpetuando el estancamiento económico de estas poblaciones.

En una decisión conjunta, Ohio General Assembly adoptó el año pasado la RFAI, Reinstatement Fee Amnesty Initiative (Iniciativa de Amnistía para la Reincorporación) como un modo de reconocer esta dimensión socioeconómica y la desigualdad de las poblaciones que no pueden pagar sus cuotas de reincorporación de licencia.

Por eso, en los 88 condados de Ohio, y hasta el 31 de julio del presente año, los infractores a los que se les haya suspendido la licencia de conducción por violaciones específicas, podrán ser eximidos o tendrán una reducción en el valor de sus cuotas. Para poder calificar a este beneficio, los solicitantes deben cumplir una serie de obligaciones.

El RFAI beneficiaría a aquellas personas que califican al programa Supplemental Nutrition Assistance Benefits (Asistencia de Nutrición Suplementaria) hasta en un 100% de sus cuotas de incorporación. Para los demás, la deuda puede reducirse hasta el 50%. Eso sí, la amnistía vale únicamente para los costos de BMV, o sea, se excluyen las tasas judiciales, que deben ser pagadas por los infractores antes de que se restablezcan los privilegios de conducción.

Y, por supuesto, la amnistía no cuenta para aquellos que están implicados en infracciones relacionadas con drogas, alcohol o armas de fuego. Otro requisito tiene que ver con la espera de 18 meses desde el momento de la suspensión de la licencia para poder aplicar, además, la amnistía solo cuenta por una vez y hasta que se cumpla el plazo.

Puede encontrar el formulario de solitud y más información sobre los requisitos en la página web www.bmv.ohio.gov.