ELL Foundation, más de una década cumpliendo el sueño de los estudiantes inmigrantes

406
P3.13
P3.13

“Para mí, la beca de ELL Foundation representa esperanza. Es una representación de todos los individuos que desean mi éxito”.

Estas fueron las palabras con las que Yessenia Cantero Hernandez describió lo que significa ser merecedora del ELL Foundation 2018 Student of the Year Scholarship. Yessenia -quien también es una dreamer– dejó de luchar en solitario, y ahora emprende un recorrido, las más de las veces pedregoso, en compañía de un equipo que la apoya.

Allí se sustenta la obra de English Language Learning Foundation (ELL), en el éxito, en la superación personal de quienes en un momento llegaron sin nada más que esperanza y sueños

ELL Foundation es una organización sin ánimo de lucro, fundada por la hermana Margarita Brewer, afiliada a Sisters of Charity. La idea surgió como una aspiración por trabajar mano a mano con estudiantes de diversos trasfondos culturales (especialmente inmigrantes de primera y segunda generación, así como refugiados), para cooperar en sus desempeños académicos y, principalmente, enaltecer aquellas identidades culturales que traen consigo.

“El apoyo de la fundación toma forma en actividades de enriquecimiento académico para estudiantes de escuela media y becas para estudiantes de secundaria que se preparan para la universidad y para actuales estudiantes universitarios. Los estudiantes a menudo nos dicen que el apoyo que reciben es altamente motivador y empoderante”, afirmó Janet Walsh, Secretaria del Consejo de ELL.

Y Yessenia es testimonio vivo: “para mí esta beca no sólo ha sido un apoyo financiero, también me ha dado la motivación para seguir adelante”, menciona la estudiante de enfermería de Northern Kentucky University.

Como cada año, ELL presidirá su anual Breakfast Recognition -que actualmente llega a su versión número once- el 21 de febrero. El evento no es solo un espacio para la premiación, también es una jornada para la nutrición intelectual, cuando oradores como Mark Curnutte, periodista del Cincinnati Enquirer y profesor de sociología de Miami University, o Manuel Iris, poeta y maestro de la ceremonia, estarán charlando sobre los temas más importantes de la coyuntura inmigratoria.  

El 11th Annual Recognition Breakfast comenzará desde las 8:00 a.m. con una Silent Auction. El lugar designado es el Student Union Ballroom de Northern Kentucky University (Louie B Nunn Dr, Highland Heights, KY). Todos los interesados en asistir serán bienvenidos. El costo por persona es de $30, mientras que las mesas cuestan $400.  

El ‘Breakfast’ ha sido por mucho tiempo el principal evento de recaudación de fondos de la fundación. Todos los bienes cosechados suplirán posteriormente las becas y los programas de enriquecimiento académico. Sirve además, en palabras de Walsh, como “una oportunidad para destacar a los estudiantes sobresalientes de diversas herencias culturales”, quienes, sobra decirlo, han superado verdaderas epopeyas en el camino para triunfar académicamente, aun en condiciones espinosamente complejas.

Los llamados a recibir estas becas son estudiantes inmigrantes cuya lengua materna no es el inglés (por lo tanto, aprendices del idioma). Sobresalen por su rendimiento académico superior y participación en los servicios comunitarios, por sus solidas recomendaciones y producciones intelectuales. Debido a sus necesidades financieras, estos estudiantes son recompensados por la fundación, y garantizan su futuro gracias a las becas.

“La fundación trabaja en red con escuelas y universidades de la zona para brindar apoyo y oportunidades a los estudiantes, reclutando tutores voluntarios para que ayuden en las escuelas en todos los niveles de grado” añade Walsh.

La última incorporación de ELL tiene que ver con las becas de emergencia: fondos para estudiantes universitarios que atraviesan desafíos inesperados y ven su continuidad amenazada.

Estos jóvenes son también las esperanzas de sus padres y sus familias, de sus comunidades y países. ELL reconoce el poder transformador de estas personas, y su vital importancia para la sociedad del futuro; para la ciencia, las artes o las humanidades. La fundación celebra el mérito de estas historias de vida, que inspiran y movilizan.