Empleados del aeropuerto de Columbus, con el agua al cuello por el cierre de gobierno

421
P6.29
P6.29

El alcance del cierre de gobierno llegó hasta los empleados del aeropuerto de la ciudad, John Glenn Columbus International Airport, que trabajan sin paga por ya casi un mes.

Agentes de Transportation Security Administration y Federal Aviation Administration, así como controladores aéreos e inspectores de seguridad no reciben salarios debido a la desfinanciación parcial de sus departamentos, aun así, algunos de ellos deben trabajar obligatoriamente, como los controladores.

Como sus ocupaciones son consideradas indispensables para mantener en orden el movimiento aéreo de la ciudad, trabajan incansablemente y muchos comienzan a preocuparse.

El pasado miércoles, 16 de enero, algunos inspectores de seguridad inauguraron la jornada de protestas en el aeropuerto. Aunque ellos fueron enviados a sus casas, argumentan que su ausencia pesa porque “los aviones no están siendo propiamente revisados”.

Naturalmente, las repercusiones morales de la situación se extienden hasta las familias de los empleados, que dependen de la solidaridad de muchos negocios a lo largo de la ciudad, animados por ayudar, como los mismos pilotos de NetJets, quienes llegaron al John Glenn Columbus International Airport con 125 pizzas para los empleados del aeropuerto.

NetJet es una empresa de jets privados. Su clientela pertenece a la elite del país y tienen escasos problemas para atravesar aeropuertos nacionales, ya que los controles son más suaves para este tipo de servicios exclusivos.