Erika Nicasio, una soñadora incansable apasionada por el estilismo

432
5e8b422e d242 4947 8940 57ab2c77f84d
5e8b422e d242 4947 8940 57ab2c77f84d

Lograr el sueño de crear empresa en un país donde no se nació puede ser un camino complicado para muchos, pero a la vez puede estar lleno de satisfacción cuando se logra llegar a la meta.

Este es el caso de Erika Nicasio, una mujer mexicana que llegó a Estados Unidos en el año 2008 con su madre Elvia Celaya.

Sus deseos de superación y poder brindarle una mejor vida a su hija de 13 meses la hicieron llegar a Ohio y continuar con su labor de estilista, la cual desempeña desde hace 17 años. 

“Recuerdo que inicié con un espejo y una silla, jamás imaginé que mi vida cambiaría tanto”, afirmó Casino.

Desde hace un año y medio decidió actualizarse en las tendencias de estilismo, lo que la llevó a salir de su zona de confort y la convirtió en embajadora internacional de la empresa Mechas y Mechas.   

La Vanguardia tuvo la oportunidad de hablar con esta mujer emprendedora que se mantiene cada día en el objetivo de convertirse en una mejor versión de sí misma como madre, esposa y profesional.

¿Cómo percibe a la comunidad latina en Ohio?

Somos personas trabajadoras, luchamos por el bienestar de nuestras familias, perseguimos nuestros sueños. Ahora mismo somos más latinos dirigiendo nuestros propios negocios.

¿Cómo ha afectado la pandemia su negocio?

Al principio si lo afectó. Con el paso del tiempo nos fuimos acoplando al cambio de vida, seguimos las medidas de seguridad que nos demanda el estado de Ohio.

¿Qué es lo que más le gusta de la ciudad en que vive?

La tranquilidad que nos brinda esta ciudad y sobre todo las oportunidades que nos brinda como latinos.

¿Cómo la pueden contactar sus futuros clientes?

Por medio de mis redes sociales: Instagram: @erikasstilista, Facebook: Erika’s Stilista Cortestines  y mi número de teléfono es (513) 344 1891.

¿Qué consejos de superación le daría a la comunidad latina que está viviendo la crisis actual de la pandemia?

Que no se desesperen, todo esto es pasajero y aprovechen la situación para aprender nuevas cosas y compartan en familia.