55.7 F
Cincinnati
viernes, diciembre 2, 2022

Imelda Ayala, una leal servidora de la comunidad latina en Ohio

Últimos Artículos

El servicio a la comunidad de Ohio desde diversas áreas es lo que mueve el corazón de la mexicana Imelda Ayala Ramos, enfermera de profesión. 

Desde hace 20 años llegó a Estados Unidos como inmigrante con su esposo y sus dos hijas. Con el tiempo se dio cuenta que su gran familia eran los demás latinos e hispanos a los cuales ha ayudado desde la rama de la salud.

“También soy miembro activo de la comunidad del ministerio hispano católico. Trabajo para la organización del Puente (organización sin fines de lucro donde ofrecemos tutoría a nuestros niños dando charlas de diferentes temas y que interesan mucho a los padres de familia. Asimismo, soy coordinadora de un grupo llamado Milagro de la Mujer donde impartimos platicas con personas líderes de la comunidad y mujeres, así aprendemos unas de las otras y a cómo adecuarnos a un país nuevo”, afirmó Ayala.

Además de todo lo mencionado anteriormente, Imelda se encuentra a cargo del grupo de baile de México (Orgullo mexicano), donde niños y jóvenes aprenden los bailes de su país, cultura y tradiciones.

La Vanguardia habló con ella sobre su percepción sobre la comunidad latina en Ohio, su trabajo actual y cómo se ha visto afectada por la pandemia del coronavirus.

¿Qué ha sido lo más gratificante de trabajar como latina viviendo en Estados Unidos?

Participo en colaboración de diferentes programas y organizaciones, siempre en pro de la comunidad y sus necesidades. Con la pandemia mi trabajo de limpieza se ha visto afectado. No tenía trabajo, pero empecé a realizar mascarillas (cubrebocas). En cuanto a la comunidad siento que nos seguimos ayudando dando despensas, ayuda monetaria y tutoría virtual a los pequeños.

¿Cómo percibe a la comunidad latina en Ohio durante la pandemia?

Creo que a modo general la comunidad está muy preocupada angustiada. Pero dispuesta a seguir adelante. Los niños siguen adaptándose al nuevo cambio. Lo más gratificante de trabajar con los niños es su inocencia, creatividad y la rapidez con la que reaccionan ante los cambios y ver que ellos se vuelven maestros de sus padres.

¿A qué se dedica actualmente?

En la iglesia soy catequista de todos los papas de comunión, ayudo a organizar los festivales (festival hispano de Dayton) y muchas cosas más ya que me quedé sin trabajo a causa de la pandemia. Estoy a tiempo completo haciendo labor social, ayudando a la comunidad en brindar servicios en diferentes formas; orientándolos en sus necesidades y preparándolos al nuevo desafío que vendrá en cuestión de la educación. Mi visión a futuro es que debemos seguir siempre adelante, este año 2020 pasara a la historia.

¿Qué consejos de superación le daría a la comunidad latina que está viviendo la crisis actual de la pandemia?

Mi consejo a la comunidad es que no se desanimen, en la vida siempre habrá cambios, buenos y malos, con o sin peligros. Debemos tener presente que no estamos solos si cada uno de nosotros damos algo por lo demás, así cruzaremos todas las barreras. Con solo escuchar a alguien que necesite ser escuchado, orientar al que está perdido, ayudar si lo puedes hacer o hasta pasar la información. Todos si nos unimos saldremos adelante. Yo no me considero alguien especial, solo soy una humilde servidora de Dios y de la comunidad.

Artículos relacionados

¿Qué son las posadas navideñas?

Una de las fiestas mexicanas más populares durante está...

¿Por qué celebramos el Día de Muertos?

El Día de Muertos es una festividad mexicana en...