Juez bloquea ley de ‘tercer país’ seguro

123
P13.2 4
P13.2 4

Grupos de defensa de los migrantes elogiaron el dictamen de un juez federal que declaró ilegal la política del Gobierno del presidente Trump bajo la cual quienes piden asilo en la frontera sur han de esperar en México o América Central el trámite de sus solicitudes.

El juez Timothy Kelly, designado para la magistratura federal por Trump en 2017, dictaminó que la ley permite que toda persona que entre a Estados Unidos y pida asilo tenga una audiencia para alegar los motivos por los cuales huye de su país natal.

Kelly, en un fallo de 52 páginas, añadió que el Gobierno, al imponer la regla de “tercer país”, no cumplió con la ley de procedimientos que requiere que se dé a la ciudadanía tiempo y oportunidades suficientes para dar sus opiniones sobre las modificaciones en las reglas federales.

El juez “reconoció que el Gobierno de Trump, en un intento fallido por eludir las protecciones del asilo, esquivó ilegalmente los pasos ordenados por el Congreso para asegurar la transparencia”, señaló Julie Veroff, abogada de la Unión de Libertades Civiles (ACLU).

Por su parte Keren Zwick, directora del Centro Nacional para Justicia de Inmigración, expresó su satisfacción porque el juez Kelly “haya responsabilizado al Gobierno por no seguir los procedimientos en su intento por eviscerar el sistema de asilo”.

Los departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional, escribió Kelly, “se sustentaron en un sólo artículo de prensa que ni siquiera enfoca directamente el criterio clave en cuestión: la probabilidad de un incremento grande y rápido en el número de personas buscando asilo”.

“El intento por escapar de las amenazas y traumas habitualmente empuja a los migrantes a travesías peligrosas cruzando varias fronteras antes de que encuentren oportunidades de protección”, dijo en una declaración Sharon Stanley Rea, directora del Ministerio para Refugiados y Migrantes de la Iglesia Cristiana Discípulos de Cristo.

“La decisión del juez Kelly confirma que ningún gobierno puede impedir que los más vulnerables busquen protección aquí”, añadió. “Lo más importante es que su fallo confirma que el Gobierno tampoco puede impedir que las comunidades de fe y conciencia presenten sus opiniones sobre tales reglas”.

El fallo de Kelly “establece que a las personas que buscan asilo no se les puede negar su derecho a pedir protección simplemente porque pasaron por otro país sin pedir asilo allí, primero”, dijo KIrish O’Mara Vignarajah, presidenta del Servicio Luterano de Inmigración y Refugio (LIRS).

“Una vez más, el Gobierno ha mostrado su incapacidad para atenerse a la ley de procedimientos administrativos, la cual violó cuando hizo el cambio abruptamente sin suficiente noticia o comentarios del público”, agregó. “Esta victoria es, tristemente, socavada por la actual política del gobierno de expulsión inmediata en la frontera”.

El fallo del juez Kelly puede tener poco impacto sobre la situación en la frontera ya que el Gobierno de Trump cerró la frontera con México debido a la epidemia del coronavirus.

*Con información de EFE.