La ciudad dejará de contratar fumadores

469
PP13
PP13

Quienes se postulen para cargos públicos en la ciudad de Dayton, cualquiera que sea el departamento o la división, tendrán que ser chequeados por nicotina. Si el solicitante marca positivo, se le negará el puesto.

La ciudad justifica la medida como una iniciativa para crear ambientes laborales más saludables.

Pero, además, están los costos asociados con cargos médicos y, por supuesto, deficiencia de productividad.

Kenneth Couch, director de recursos humanos de la ciudad, indicó al Dayton Daily News que algunos “estudios han indicado que los empleados que fuman cuestan un adicional aproximado de $6.000 cada año en costos médicos directos y falta de productividad”.

Esta medida entrará en efecto para todos los empleados de la ciudad contratados desde el 15 de julio, quienes tendrán que permanecer libres de tabaco mientras trabajen para la ciudad.

Sin embargo, la propuesta da vida a nuevos impedimentos. De acuerdo con una encuesta formulada en reclutas de los Departamentos de la Policía y los Bomberos, ambas instituciones perderían cerca de un cuarto de sus alumnos.

Según CDC, aproximadamente un 15% de la población adulta del país consume tabaco.