Las poblaciones pequeñas se disuelven por inconvenientes financieros en Ohio

378
P4.11
P4.11

Un análisis reciente conducido por The Cincinnati Enquirer ha arrojado luces sobre el fenómeno de la disolución de pequeñas municipalidades a lo largo de todo Ohio. Al parecer, cada vez más municipalidades menores entran en un proceso de disolución.

El Enquirer revisó los resultados de las votaciones electorales en Ohio, y encontró que al menos 12 pequeñas municipalidades (solo una de ellas superaba los 500 residentes) han sido llevadas prácticamente a la extinción en los últimos quince años.

De acuerdo con el medio, la cantidad de pequeñas municipalidades en el Estado desaparece porque los costos para mantener la comunidad aumentan mientras que los ingresos disminuyen.

Cuando una municipalidad “se extingue”, ocurre que son “absorbidas” por territorios aledaños más grandes. Pero esta decisión es democrática. En Newtonsville y Amelia, dos municipalidades de Clermont County en el suroeste de Ohio, se acudirá a los puestos de votación el martes para decidir si se disolverán los dos territorios.

Por su parte, Newtonsville, a unas 34 millas al noreste de Cincinnati, comprende una población cercana a los 400 residentes. Amelia (17 millas al sureste de Cincinnati), en cambio, tiene una población de 5.000 personas.

Otra de las causas de la creciente disolución de municipalidades pequeñas está relacionada con la imposición del 1% de impuestos al ingreso de los residentes en estas comunidades. Los opositores a la disolución argumentan los pueblos pequeños ostentan un toque personal que las municipalidades más grandes no pueden ofrecer.

La opinión de Newtonsville de acuerdo con el Enquirer también se divide entre las dos cuestiones. Algunos pobladores defienden que la disolución aliviaría las dificultades financieras del pueblo, que no se encuentra en buenas condiciones. El auditor de Ohio afirmó este año que Newtonsville tenía un déficit de $112,000.

Entre los opositores a la disolución de Newtonsville destaca el alcalde, Kevin Pringle, quien ha dicho que la solución para calmar los problemas económicos del pueblo es anexar calles y expandir el tamaño del territorio.