Ohio continúa reapertura en medio de serias medidas de cuidado frente al COVID-19

305
P11.1
P11.1

En el estado de Ohio se continúa el proceso de reapertura de sus principales sectores iniciado el pasado 19 de mayo por el gobernador Mike DeWine. Así, fueron reabiertos gimnasios el 26 de mayo, el sector de la manufactura, el 23, entre otros negocios afines que permanecían ausentes de la escena comercial, al menos en los procesos que requerían la interacción física, desde el cierre obligatorio con motivo de prevención dictado por el gobernador a incios de abril.

A estos, se le han sumado restaurantes y se seguirán sumando salones de belleza, tiendas minoristas e incluso volverá el funcionamiento de aquellas labores que no estaban categorizadas como primordiales: nos referimos a las distintas fábricas que operan a nivel estatal y a la industria de la construcción.

De igual modo, las actividades al aire libre deben mantenerse bajo las más rigurosas medidas de cuidado, de hecho, la permanencia de esta flexibilidad y “reapertura”, en todos lo niveles y sectores mencionados, depende en gran medida de la cultura misma de prevención, que con esfuerzo estimulan las administraciones de las diferentes ciudades del estado, en cabeza de su gobernador.

Las medidas incluyen, para el comerciante que aspira a reabrir su negocio, medidas que restringen el número de personas que tiene  permitido ingresar en los establecimientos, el porte obligatorio de tapabocas o máscaras para aquellos que tienen contacto directo con los clientes. De igual modo, mantener la asepsia en el espacio laboral. Para esto se hace indispensable el uso de fuentes de agua potable, de lavabos y desinfectante antes y luego de entablar la interacción. Esta medida se extiende tanto a tiendas minoristas como a las que dan acojida a un número mayor de clientes, tipo markets e incluso supermercados.

El cliente debe responder a todos estos estimulos suministrados por el administrador y trabajadores, es decir, está en la obligación de portar el tapabocas cuando pretenda ingresar y adquierir productos de estos establecimientos, de igual modo, pasar de forma diligente por cada una de las “estaciones” de lavado de manos de cada local mayorista, que de seguro inluyen dos “paradas” principales, la de bienvenida y la de salida.

Estas medidas se replican e incluso se intensifican cuando se trata de restaurantes, y aquellos negocios que propenden al entretenimiento e interacción social, bien se puede hablar de bares o clubes sociales, que reabrieron esta semana y que de forma evidente se encuentran supedidatos a un alto nivel de regulación y compromiso con las normas de prevención. En estos casos, más allá de las ya indicadas, se hace imperante, aparte de la respectiva revisión de la entidad sanitaria oficial, el uso de guantes antifluidos, el lavado constante y desinfección de todos los elementos que sirvan al consumo, bien de bebidas o alimentos solidos.

En lo que respecta a los comensales, quienes deben salvaguardar el riesgo de la aglomeración, se supone que encontarán, en el uso de toallas de papel y secadores de mano, que acompañen al rol protagónico del desinfectante y antibacterial, su mayor aliado. Las instrucciones incluyen seguir la línea de productos sanitarios recomendados por el Center for Disease Control and Prevention (CDC).

Los lugares de interacción deportiva, como gimnasios o pistas atléticas, y de paso el sector de la construcción cuyo desempeño se da en condiciones similares, encuentran medidas abocadas a la prevención que se corresponden con las ya mencionadas, y que podrían representar hábitos saludables, más allá del rigor de norma que adquiere la medida.

En estos casos, el llamado principal recae sobre el número de personas que se permitirán la interacción en los espacios destinados a cada labor, así, los gimnasios deberán reducir el número de trabajadores y clientes que ocupen sus instalaciones en aras de evitar la aglomeración, hacer uso de las medidas sanitarias e implementos recomendados por el CDC y sobre todo tener un riguroso programa de desinfección para cada instrumento o pieza de ejercicio empleado por los deportistas.

En cuanto a las labores desempeñadas al aire libre, como supone el sector de la construcción, la principal medida recae en la alternacia para afrontar las labores, en propiciar un espacio libre de aglomeraciones y contar con la mayor cantidad de elementos de desinfección, tanto para el instrumento empleado como para el trabajador y operario mismo.

Estas indicaciones se dan en el marco de una semana de anuncios por parte del gobernador DeWine, que el jueves, 4 de junio, nos permitió conocer sobre las futuras reaperturas.

Estas incluyen zoológicos, teatros y parques, ya programadas para el próximo miércoles, 10 de junio. Y que aún aguarda, con expectativa y esperanza, la mención a sectores que han sido considerados vulnerables, en virtud de la población que resguarda, como lo supone el de hogares para el adulto mayor, o escuelas, de las que ya hay un pronóstico que señala a los comienzos de otoño, así como el aumento en el número de pruebas para determinar el impacto de esta reapertura, y las medidas que hacen hincapié en sanear focos identificados, en los que las cárceles juegan un rol central.