Ohio endurece sus medidas para contener la epidemia de covid-19

287
3 162020 trump virus outbreak 228202 scaled 1
3 162020 trump virus outbreak 228202 scaled 1

El inicio de la semana vio como el progreso de la epidemia nacional de coronavirus llevó a la Administración federal imponer nuevas regulaciones relacionadas con el distanciamiento social en el territorio nacional. Así mismo, el presidente advirtió a sus ciudadanos en contra de la reunión de más diez personas en un mismo lugar.

En Ohio, Mike DeWine, por su parte, y después de haber declarado el cierre de restaurantes y bares (a lo que se suman gimnasios y, en general, cualquier centro cerrado con aglomeración de personas), decretó la suspensión de las elecciones primarias del Partido Demócrata, que tendrían lugar esta semana.

“En este momento en que nos enfrentamos a una crisis de salud pública sin precedentes, llevar a cabo una elección mañana obligaría a los trabajadores electorales y a los votantes a ponerse en un riesgo de salud inaceptable de contraer el coronavirus”, dijo DeWine en Twitter.

Illinois, Arizona y Florida, estados todos que estaban a días de celebrar elecciones primarias, también suspendieron las votaciones.

Todas estas medidas tienen su razón en la sugerencia internacional hacia los países afectados a concretar una política pública de distanciamiento social, esto es, evitar la aglomeración y llevar el contacto físico en las ciudades y establecimientos cerrados (incluyendo casas) al mínimo.

Deborah Birx, la coordinadora a cargo de la respuesta frente al coronavirus desde la Administración, fue más normativa en su discurso: pidió a las personas mayores que permanecieran en sus casas sin salir, y, a los jóvenes, que no salieran a bares, restaurantes o discotecas.