Preguntas ilegales que no debes responder en una entrevista laboral

La Ley estadounidense ha establecido una serie de preguntas que tu empleador, reclutador o entrevistador debe abstenerse de hacerte, en cuyo caso estaría cometiendo un acto ilegal. Por supuesto, tu no estás obligado a contestar estas preguntas:

675
P1.13
P1.13

Ciudadanía:

  • ¿Eres un ciudadano de los Estados Unidos?
    • Alternativas: ¿En dónde naciste? ¿Dónde nacieron tus padres? ¿Cuál es tu lengua madre?
  • Razón: La nacionalidad u origen es una clase federalmente protegida. Los empleadores no pueden contratar en base a este criterio.
  • No confundir con: ¿Estás autorizado para trabajar en Estados Unidos? ¿Qué lenguas hablas?

Incapacidades:

  • ¿Tienes alguna incapacidad o condición médica?
    • Alternativas: ¿Qué tal estás de salud? ¿Te han recetado alguna droga? ¿Has sido diagnosticado con alguna enfermedad?
  • Razón: De acuerdo con la Americans with Disability Act (ADA), es contra la ley discriminar a un empleado (antes de plantear una oferta laboral) mientras califique para una posición por tener algún tipo de incapacidad mental o física.
  • No confundir con: ¿Eres apto para realizar este tipo de trabajo sin complicaciones?

Creencia religiosa:

  • ¿Qué religión profesas?
    • Alternativas: ¿Necesitarás días libres por tus fechas sagradas? ¿A cuál iglesia perteneces?
  • Razón: La discriminación religiosa está prohibida federalmente por la Constitución. Los empleadores deben abstenerse de preguntar por tu religió, credo o prácticas.

Estado familiar

  • ¿Estás casado? ¿Tienes hijos?
    • Alternativas: ¿Estás planeando tener hijos pronto? ¿En dónde trabaja tu esposa?
  • Razón: A menos de que se pregunte a todos los entrevistados, la pregunta será discriminatoria.
  • No confundir con: ¿Estás dispuesta a mudarte por razones laborales? ¿Tienes algún compromiso que pueda privarte de trabajar en turnos asignados?

¿Qué hacer?

Responder: Puedes escoger responder en caso de que consideres que la pregunta tiene la intencionalidad de conocerte en un nivel personal, y no afectará la decisión de contratarte por parte del empleador o entrevistador.

Desistir: Por otro lado, puedes, discretamente, desistir de responder, de la forma en que consideres apropiada y respetuosa.

Cuestionar: Finalmente, puedes ir directo y preguntar al entrevistador cuál es la relevancia de la pregunta y en qué medida afectará tu desempeño laboral.

Fuentes:

Yale Office of Career Strategy

Betterteam.com

Monster Jobs