25.6 F
Cincinnati
martes, enero 31, 2023

Recordando la historia de los juicios de las brujas de Salem

Últimos Artículos

Halloween nos da la oportunidad de hablar sobre historias tenebrosas, por eso es el momento perfecto para recordar una de las historias más oscuras: Los juicios de las brujas de Salem.

También: Conoce los planes de Halloween en Ohio

¿Qué ocurrió en Salem?

La historia comenzó en el pueblo de Salem, Massachusetts, donde se encontraba una comunidad rural puritana viviendo en malas condiciones y tensión a causa de una guerra británica con Francia en las colonias americanas en 1689.

Ese conflicto, sumado a la falta de recursos, algunas enfermedades y rivalidades con otras comunidades vecinas, habían cultivado un ambiente hostil, pero se culpaba al diablo por la situación.

En la época, debido al cristianismo extremo, se creía que el diablo tenía la habilidad de darle poderes a ciertas personas y a esos supuestos fieles del diablo se les llamaba “brujas”.

Esta creencia nacida en Europa ya había cobrado la vida de cientos de mujeres “brujas”.

Pero la cosa se agravó verdaderamente en 1692, cuando Elizabeth Parris de 9 años y Abigail Wiilliams de 11 años, hija y sobrina del reverendo del pueblo respectivamente empezaron a tener “ataques”.

Gritaban, se contorsionaba violentamente y arrojaban cosas.

Fotografía: MPI/Getty Images

Y cuando un doctor local las evaluó, la conclusión fue que habían sido víctimas de brujería.

Después de ese primer diagnóstico, otras niñas como Ann Putnam Jr., Mercy Lewis, Elizabeth Hubbard, Mary Walcott y Mary Warren empezaron a padecer el mismo mal.

Cuando fueron puestas bajo presión e interrogadas, las jóvenes terminaron acusando a tres mujeres de brujas.

Tituba, la esclava de los Parris; Sarah Good, una habitante de calle; y la anciana pobre Sarah Osborn.

Por culpa de las acusaciones las tres fueron llevadas a juicio ante los magistrados Jonathan Corwin y John Hathorne por brujería.

Aquí Sarah Osborn y Sarah Good se declararon inocentes, pero Tituba confesó, y no solo eso, también dijo que existían más brujas de Salem.

Las tres mujeres fueron encarceladas, y se dio el comienzo de la ola de terror de Salem.

Cacería de brujas

Tras la confesión de Tituba, la comunidad se llenó de paranoia e histeria y personas como Martha Corey y Rebecca Nurse, miembros destacados de la iglesia, y la hija de cuatro años de Sarah Good fueron acusadas.

Cada día había más acusaciones y más “brujas”, por lo que las autoridades locales ya no daban abasto para los juicios.

Ahí fue cuando el gobernador de Massachusetts, William Phips, estableció la corte especial de Oyer and Terminer.

John Hathorne, Samuel Sewall y William Stoughton se convirtieron en las personas que iban a juzgar y el destino de todas las “brujas” de Salem que encontrarán.

Su primera condena fue Bridget Bishop en junio 2, y ocho días después fue colgada en lo que se conocería como Gallows Hill.

Durante julio, agosto y septiembre, 18 personas más fueron colgadas bajo cargos de brujería, otras 7 murieron en prisión esperando ser juzgadas, y casi 200 personas habían sido acusadas.

El fin del terror

Fotografía: commons.wikimedia.org

Cuando todos estos juicios estaban ocurriendo, el reconocido ministro Cotton Mather se comunicó con la corte para advertir sobre lo peligrosos y dudosos que eran los testimonios espectrales.

Estos testimonios, que consisten en recuentos de sueños y visiones, eran las evidencias con las que se habían condenado a varias personas.

Más adelante Increase Mather, padre del ministro y el presidente de Harvard, se unió a las protestas.

Diciendo que “Sería mejor que escapen diez sospechosas de brujería a que se condene a un inocente”.

Las palabras de esas figuras, más las críticas de la opinión pública, impulsaron a que el gobernador Phips disolviera la corte en mayo de 1693.

Gracias a esa orden los juicios disminuyeron poco a poco, hasta que todos los acusados de brujería que se encontraban en prisión fueron indultados y liberados

En 1711, el estado aprobó una ley para restaurar el buen nombre de los condenados y darle restitución financiera a sus herederos.

Pero el dolor y el daño de las muertes sin sentido no se olvidan.

Si deseas conocer más detalles sobre los juicios de las brujas de Salem ingresa aquí.

Carolina Goyeneche
Carolina Goyeneche
Comunicadora social y periodista

Artículos relacionados

Conoce los planes de Halloween en Ohio

Como ya llegó octubre, queremos que estés preparado para...