Roma, la película mexicana promesa de los Oscar

507
P15.13
P15.13

Roma consiguió algo inaudito en la crème de la crème de la industria cinematográfica. Con diez nominaciones a los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, más conocidos como los Oscar, la película pasará a la historia como un hito en el mundo del séptimo arte.

Alfonso Cuarón dirigió no solo una obra de arte, sino una imagen, un nombre, una huella de la cultura que perdurará en la historia. De formato innovador, la película va en contracorriente de toda norma establecida en la industria: no es estadounidense, se filmó en blanco y negro, producida por Netflix -aunque transmitida en cines y teatros de todo el mundo- y en lengua español y mixteca.

Entre las nominaciones más importantes, resaltan: Mejor Película, Mejor Director, Mejor actriz, Mejor actriz de reparto, Mejor guion original y Mejor película de habla no inglesa.

El nombre de la película se debe a la Colonia Roma en CDMX, distrito donde Cuarón vivió su infancia. Ese es, precisamente, el argumento de la película, la infancia del director, su casa, su ciudad y sus vivencias. Sin embargo, las temáticas de la película son variadas, y la simbología inmersa en cada escena y detalle, sencillamente majestuosos.

La película oscila alrededor de elementos como la mujer -la maternidad, especialmente- y sus relaciones con la sociedad mexicana de los años setenta, las clases sociales, aspectos culturales de México -su gastronomía, playas, terremotos, vendedores o comercio- y sus hechos históricos (como El Halconazo, donde cerca de 120 estudiantes fueron asesinados por paramilitares).

Detalle a detalle, Cuarón reconstruyó un momento histórico, junto a las costumbres y vivencias que le son propias. La simbología, también importante, afirmó la belleza de la película, materializada en la fotografía y tomas.

Y, por supuesto, las actrices. Yalitza Aparicio, quien interpreta a Cleo (empleada domestica de la familia, de origen indígena, oaxaqueño) y no tuvo absolutamente ninguna formación en la actuación antes del rodaje, está nominada a Mejor Actriz en los Oscar -primera mujer indígena en ser nominada a esta categoría-, compitiendo con figuras como Lady Gaga o Glenn Close. Pasó de dictar clases a niños de preescolar en Tlaxiaco a posar para revistas como Vogue o Vanity Fair. El New York Times la seleccionó como una de las mejores actrices del 2018.

Por su parte, Marina de Tavira interpreta a Sofia, ama de casa (y luego cabeza de familia) y madre de cuatro hijos. Está nominada a la categoría de Mejor Actriz de reparto.

La película ya ha ganado importantes premios como el Globo de Oro, el León de Oro (Festival Internacional de Cine de Venecia), el Premio Goya y cuatro premios BAFTA. Ahora, las apuestas están sobre la mesa: ¿arrasará en los Oscar?