Una resolución de DPS aboga por la protección de estudiantes inmigrantes

460
FullSizeRender
FullSizeRender

El martes, 19 de marzo, el Consejo Directivo de Dayton Public Schools (DPS) aprobó una resolución que permitiría a los estudiantes inmigrantes, independientemente de su situación legal en el país, acceder a la educación pública de la ciudad con todas las garantías de protección.

Naturalmente, la nueva medida provocó grandes controversias desde algunos miembros del Consejo, además de dos miembros republicanos del Ohio House of Representatives, específicamente, Niraj Antani (representante de Miamisburg) y Phil Plummer (representante de Dayton).

En síntesis, la resolución de DPS funciona como una especie de “santuario” institucional. Entre otros elementos puntuales, la resolución declara a Dayton Public Schools como un “Distrito Escolar Seguro y Receptivo (Welcoming)”. Cinco miembros del Consejo dieron su visto bueno a esta medida. John McManus, uno de los integrantes del equipo, votó abstención debido a dudas con respecto de la legalidad de la medida. Sheila Taylor, otra integrante, no estuvo presente en la votación.

McManus duda de la necesidad de aprobar dicha resolución por cuanto ya existe una decisión de la Suprema Corte (Plyler v. Doe) -que prohíbe a todos los estados negar la educación gratuita, sin importar el estatus migratorio-.

Los dos legisladores estatales que rechazaron la medida criticaron que con ello impulsaban a que Dayton se “convirtiera” en una ciudad santuario, cuando en realidad los esfuerzos del DPS “deberían” enfocarse únicamente en mejorar el rendimiento académico de la institucionalidad escolar.

Buena parte del cuerpo legal de la resolución fue construida por Mohamed Al-Hamdani, miembro del Consejo Directivo. Afirmó que la medida fue redactada bajo el consejo de un abogado (aunque él mismo lo es, especializado además en inmigración) y distritos educativos de otras poblaciones.

“Hemos escuchado como distrito que algunos de los padres están empezando a sacar a sus hijos de la escuela porque tienen miedo de que los entreguemos al ICE […] Quiero asegurar que nuestro distrito sea un lugar seguro para esos niños, porque muchos de ellos no se sienten seguros en este momento, y sus familias tampoco”, dijo Al-Hamdani en el Dayton Daily News.

En últimas, la resolución no permitirá que agentes federales accedan a las instalaciones educativas sin una garantía, subpoena, orden de la corte o cualquier soporte legal. Antes de que un agente federal (por ejemplo, un agente del ICE) requiera entrar a un colegio, deberá tener aprobación del superintendente del distrito educativo (en este caso, de la superintendente de DPS).