Velocidades de Internet cien veces más rápidas que las actuales: la revolución del 5G llega a Estados Unidos

688
P10.210
P10.210

El mundo ha sido testigo de un avance tecnológico que promete revolucionar la forma en que entendemos y manipulamos el Internet y los dispositivos móviles. La quinta generación, o 5G, llegó primero a Corea del Sur en abril, horas después, Estados Unidos desplegó una serie antenas para experimentar lo propio.  

Solo seis compañías fabrican hardware y sistemas en capacidad de ofrecer redes de quinta generación: Huawei, ZTE, Nokia, Samsung, Datang/Fiberhome y Ericsson.

En Estados Unidos, cuatro proveedores están cualificados para vender servicios a base de 5G: AT&T, Sprint, T-Mobile y Verizon.

¿El resultado? Velocidades de Internet de hasta 1.4 Gbps (gigabit por segundo) —recordemos que, en el presente, usamos la tecnología 4G LTE que, teóricamente, puede alcanzar una velocidad máxima de 300 Mbps (megabits por segundo); en Estados Unidos, la velocidad promedio de Internet es de 93.98 Mbps, mientras que en el mundo es de hasta 46.25 Mbps—.

Sin embargo, aun en periodo de prueba, las redes 5G tienen un potencial todavía más descomunal: 10 Gbps, es decir, cien veces más veloz que las redes 4G. Otras proyecciones han llegado a indicar, incluso, que podría llegar hasta las 20 Gbps.

Con velocidades de Internet que por el momento superan las 1.4 Gbps, la humanidad tiene ante si nuevos recursos y capacidades. Tan solo en la cotidianidad, se abren nuevas puertas que antes habrían sido impensables, por ejemplo:

  • Con altas frecuencias de velocidad, la descarga de películas en definición 4K o hasta 8K durará apenas segundos. El streaming de películas desde plataformas como Netflix será inmediato en estas resoluciones.
  • Así mismo, los jugadores en línea podrán beneficiarse de prácticamente nulas interrupciones o lag. Además, el 5G propone nuevas experiencias de realidad virtual.
  • Una incrementada conectividad, esto es, más personas y dispositivos podrán comunicarse bajo una misma red al mismo tiempo. Pero no solo se trata de teléfonos móviles o computadores. 5G hará posible nuevas dinámicas de conexión inalámbrica, dando campo a electrodomésticos y controles básicos del hogar.

Algunos usuarios han subido videos a YouTube, demostrado esta capacidad en las recientemente instaladas antenas de Verizon y AT&T alrededor de varias ciudades de Estados Unidos donde se llevan a cabo las pruebas, como en Chicago, Dallas, Los Angeles o Indianápolis, descargando juegos de Play Store.

En Ohio, Verizon se encuentra actualmente en proceso de instalación de estas antenas, específicamente, en las ciudades de Cincinnati, Cleveland y Columbus.

Eso sí. La red 5G no está actualmente en su máximo esplendor, y demorará al menos un par de años más para que su desarrollo se complete.

Las tecnologías 5G son a lo sumo estrenos recientes, que continúan en periodo de prueba. El primer gran impedimento para adoptar este tipo de redes tiene que ver con la incapacidad de los dispositivos móviles que circulan actualmente en el mercado, pues son incompatibles con el 5G. Ahora, las compañías móviles trabajan para desarrollar nuevos prototipos.

Samsung es una de las primeras compañías en lanzar un dispositivo con esta característica, el Galaxy S10. Apple, por su parte, afirmó que lanzará al mercado dos modelos compatibles con las redes 5G en 2020. Por lo demás, estos dispositivos tendrán un costo mayor con respecto a los integrados con 4G.

La infraestructura es otro asunto de mayor importancia. Hasta el momento, los únicos medios que tenemos para acceder a las redes 5G son las antenas y sensores ubicados en las calles de las ciudades que prueban la tecnología. En el futuro, se proyecta una masiva construcción de antenas y la sustitución de las actuales.

Para finales de este año, se espera que la infraestructura del 5G se expanda a unas 30 ciudades en el país.