¿Hacer tus propios taxes o pagarle a alguien para que lo haga?

Con el nuevo año, las personas ya están pensando en la declaración de impuestos, de ahí surge la pregunta: ¿Hacer tus propios taxes o pagarle a alguien para que lo haga?

- Publicidad -

Pero como en cualquier asunto tributario, la respuesta no es sencilla. 

La decisión de hacer tus propios taxes dependerá de la complejidad de tus finanzas, cuánto detestes el papeleo complicado y si has experimentado algún cambio significativo en tu vida recientemente.

¿Cuándo puedes hacer tus propios taxes?

Hacer tus taxes puede ser una opción si tus fuentes de ingresos son limitadas y planeas tomar la deducción estándar, que reduce tu ingreso gravable.

Puedes ahorrar dinero y deberías poder completar tu declaración de impuestos rápidamente usando software básico o los formularios gratuitos del IRS si tu ingreso está por debajo de ciertos límites. 

- Publicidad -

Es más, si tienes una discapacidad, hablas poco inglés o eres mayor, podrías calificar para los programas de presentación gratuita del IRS.

La deducción estándar para este año es de:

  • $13,850 para solteros y parejas casadas que presentan declaraciones por separado.
  • $20,800 para jefes de familia.
  • $27,700 para parejas casadas que presentan declaraciones conjuntas.

¿Cuándo tiene sentido contratar a un profesional de taxes?

Contratar a un profesional es una opción sensata cuando tus impuestos son complicados. 

Esto puede ser después de cambios importantes en la vida, como casarse, tener un hijo, comprar o vender una casa, enfrentar problemas de salud importantes o jubilarse.

También es recomendable contratar ayuda profesional si recibes ingresos de diversas fuentes, tienes pérdidas de inversión, heredaste dinero o liquidaste una herencia. 

Dado que las leyes fiscales cambian constantemente y son extensas, los profesionales están capacitados para navegarlas y minimizar tus impuestos.

¿Cómo elegir a un profesional de impuestos?

Elegir al profesional correcto es crucial, ya que manejarán tus detalles financieros más personales. Aquí hay algunos consejos del IRS:

  • Verifica las calificaciones del preparador utilizando el Directorio del IRS.
  • Revisa el historial del preparador preguntando al Better Business Bureau local.
  • Pregunta sobre las tarifas y evita aquellos que basan sus tarifas en un porcentaje de la devolución.
  • Asegúrate de que el preparador esté disponible incluso después de la fecha límite de impuestos.

En resumen, la decisión de hacer tus propios impuestos o contratar a un profesional depende de la complejidad de tu situación financiera y tu disposición a lidiar con el proceso. 

Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas, así que elige sabiamente para evitar sorpresas desagradables en el futuro.

Para saber si te conviene más hacer tus propios taxes o pagarle a alguien para que lo haga por ti, ingresa aquí.

Recibe información en tu correo 😎

Inmigración, noticias locales de Ohio, finanzas personales, emprendimiento y mucho más.

Share This Article
- Advertisement -
- Publicidad -
- Publicidad -
-Publicidad-