Recordando la Cultura Venezolana en Ohio: Un Vistazo a Través de Adriana Prieto

En Ohio, en medio de ciudades bulliciosas y paisajes urbanos, reside una pequeña pero vibrante comunidad venezolana. 

- Publicidad -

Sus historias, tejidas con hilos de nostalgia, esperanza y resiliencia, se han convertido en un testimonio viviente de cómo las raíces culturales pueden prosperar fuera de su tierra. 

En este rincón de América del Norte, la cultura venezolana ha encontrado un hogar, un espacio donde las tradiciones ancestrales y los lazos familiares han perdurado a pesar de la distancia geográfica.

Algo que nos asegura, Adriana Prieto, Asistente Pedagógica de la University of Cincinnati, pero originaria de Maracaibo, Venezuela.

Y a través de las palabras de Adriana, descubriremos los intrincados matices de la identidad venezolana, desde las calurosas reuniones familiares hasta la importancia de preservar la lengua y las costumbres en un entorno lejano. 

- Publicidad -

Reuniones Familiares: Un Vínculo Inquebrantable según Adriana Prieto

Para Adriana Prieto, la esencia de Venezuela se encapsula en las reuniones familiares y las tradiciones arraigadas. 

Recuerda con cariño las tardes en la casa de su abuela, donde toda la familia se congregaba para compartir risas y deliciosas comidas. 

Estas costumbres se han trasladado a Ohio, donde, aunque lejos de la tierra natal, las reuniones con amigos han proporcionado una sensación de familia. 

En un grupo multicultural, donde venezolanos, argentinos, dominicanos, y más se unen, se preserva el español y se transmiten las tradiciones a las futuras generaciones.

“Aunque ya no es la familia como la familia nuclear o la familia de sangre, o sea, ya comienzas a hacer como familia con otras personas que tampoco tienen familia, que también necesitan tener raíces . Hay argentinos, hay dominicanos y más, y ese día se habla español, porque la idea es que nuestros hijos hablen español, que tengan esa noción de comunidad.”

También: La Cálida Cultura Venezolana en Ohio: Un Legado vivo en Annabel Meleán

La Arepa como un Puente Cultural

La comida siempre ha sido un puente cultural vital para mantener viva la herencia venezolana. 

Por ejemplo, la hija de Adriana, criada en Ohio desde los seis años, anhela las arepas a diario. 

Este sencillo pan de maíz se ha convertido en un símbolo tangible de su identidad cultural, un recordatorio constante de su hogar lejano. 

“Mi hija quiere desayunar arepa todos los días, o sea, ella llegó aquí con seis años y tiene 12 y ya no se puede imaginar comiendo pancakes o waffles. Es como, la arepa, dame la arepa”, dice Adriana Prieto.

Preservando la Lengua y las Tradiciones

Adriana destaca la importancia de preservar no solo el idioma español, sino también las peculiaridades lingüísticas y los chistes internos que definen la identidad cultural. 

Para ella, mantener viva la “lengua personal” es esencial, ya que encapsula la esencia misma de ser venezolano. 

Como se puede evidenciar con el acento caracteríostico que conserva, y algunas palabras particulares de su nación.

“Mi mamá me dice que desde que vivo en Estados Unidos, soy más maracucha que cuando vivía en maracaibo.”

Ohio: Un Hogar Lejos de Casa para Adriana Prieto

La sorpresa y el asombro llenan las palabras de Adriana Prieto cuando habla sobre la bienvenida que ha recibido en Ohio. 

Ya que la comunidad de Cincinnati se ha mostrado increíblemente amigable y dispuesta a aprender sobre la cultura venezolana. 

Las iniciativas comunitarias como la galería de arte Welcome Project y los jueves de salsa en la plaza han proporcionado un espacio donde las diferencias culturales se celebran y se comparten. 

“Veo la gente de aquí de Cincinnati sumamente amigable, como que te quieren conocer, quieren saber de ti. Están como contentos y quieren saber más de tu país. Muchas veces tengo muchos amigos que  dicen vamos a hacer arepas, o que otras cosas podemos hacer por ti. Están abiertos a lo diverso, a lo que no es solamente parte de su cultura. Y eso yo no me lo esperaba.”

Este sentido de comunidad en Ohio ha sido una similitud inesperada con Venezuela, donde las personas se unen a través de intereses comunes, creando lazos duraderos en un entorno lejos de su país natal.

Redes de Apoyo y Solidaridad

La comunidad venezolana en Ohio ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años, impulsado tanto por razones políticas como personales. 

- Advertisement -

Clases de inglés y otras iniciativas comunitarias se han convertido en puntos de encuentro vitales. 

Dado que estos espacios no solo ofrecen oportunidades para aprender un nuevo idioma, sino también para establecer conexiones significativas con personas que comparten experiencias similares.

Y por eso, la solidaridad entre los venezolanos ha creado una red de apoyo fuerte y emocional, donde las personas se han convertido en familias lejos de casa.

“Si tengo amigos muy queridos, tengo una mamá adoptiva aquí Venezolana, una familia que nos recibió, y mi hija la llama abuela, entonces uno va como creando sus redes de apoyo”, Menciona Adriana Prieto.

Share This Article
- Advertisement -
- Publicidad -
- Publicidad -
-Publicidad-