38.9 F
Cincinnati
viernes, enero 27, 2023

Dra. Maria Espinola: “no quería ir al médico, a no ser con una doctora latina”

La Dra. Maria Espinola es una psicóloga clínica de origen argentino que nos habló de sus retos al llegar a Estados Unidos y de su lucha contra las desigualdades en la salud.

Últimos Artículos

Cuando la Dra. Maria Espinola tenía 20 años, decidió irse a Estados Unidos con $500, sola, sin tener un título universitario y sin saber inglés.

Hoy, es una reconocida psicóloga y fundadora del Institute for Health Equity and Innovation, que ha trabajado con importantes organizaciones como el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Llegando a Estados Unidos

Nacida en la Patagonia, Argentina, la Dra. Maria Espinola decidió que iba a dejar sus estudios y la comodidad de su país natal para aventurarse a Estados Unidos.

Pero cuando llegó, se dio cuenta de que las cosas no iban a ser tan fáciles, principalmente porque no sabía el idioma.

Al enfrentarse a esta realidad, lo primero que decidió hacer fue aprender. Cada palabra que no conocía la anotaba en su cuaderno para buscarla en un diccionario que había comprado y así mejorar su vocabulario.

”Miraba el show Friends y escribía todas las palabras que no reconocía, que al principio eran casi todas, y luego en el corte de comerciales buscaba el significado de las palabras en el diccionario”.

Y cuando ya se sintió satisfecha con su nivel de inglés hablado, se propuso aprender a escribir tan bien como lo hacía en español.

Tomó cursos de escritura, siguió usando su cuaderno y practicaba hasta que sus mismos profesores le dijeron que no había más para aprender.

Con su perseverancia resolvió este primer reto que la había puesto en desventaja cuando llegó al país, y se dió cuenta de que su esfuerzo daba resultados.

El camino de la psicología 

A Maria Espinola siempre le había gustado la psicología y había iniciado su estudio en Argentina, pero al irse de su país había dejado ese sueño en pausa.

Al principio, en Estados Unidos, no pudo continuar con sus estudios inmediatamente, por lo que se dedicó a trabajar como niñera y luego como agente de bienes raíces.

Esto le dio el tiempo que necesitaba para acostumbrarse a su nueva vida y prepararse para continuar lo que había comenzado en Buenos Aires.

Fue así como encontró la Nova Southeastern University, instituto que le permitió obtener su título en Psicología Clínica.

Tener eso solo fue el comienzo de su educación, porque necesitaba de más estudios y experiencias para poder ejercer oficialmente.

“Los psicólogos en Estados Unidos estudian alrededor de 12 años antes de poder ejercer”. 

Por eso, el segundo paso que tomó fue asistir al Boston University Medical Center, donde trabajó arduamente para completar su residencia en psicología multicultural, un tema que le apasiona intensamente.

Por último, Maria logró su posdoctorado en Psicología de Trauma en el McLean Hospital y en la Escuela de Medicina de Harvard. 

Este enfoque de su carrera le permitió tratar y ayudar a muchas personas, como sobrevivientes de abuso y personas buscando asilo político.

Su trabajo la ponía en contacto con situaciones difíciles y poblaciones muy vulnerables, y fue eso mismo lo que le dio las bases para crear lo que hoy es uno de sus mayores orgullos, el Institute for Health Equity and Innovation.

También: Organizaciones locales liderarán programas de salud mental 

Creando el Institute for Health Equity and Innovation

Al terminar su proceso en Harvard, la doctora decidió trasladarse a Cincinnati y continuar su trabajo en el hospital de la University of Cincinnati.

Allí se interesó mucho en el tema de las disparidades en la salud por la realidad que veía: el trato injusto del sistema de salud a poblaciones más vulnerables.

Se dió cuenta que dentro del mismo Ohio, un hombre afroamericano puede llegar a tener un pronóstico de vida de 30 años menos que un hombre blanco en la misma zona.

“Cincinnati y el estado de Ohio tienen un ranking malísimo en el área de salud. Y ese ranking está afectado principalmente por las disparidades que existen entre cómo se trata a la gente blanca y cómo se trata a la gente afroamericana y la gente latina en el sistema de salud. Tienen una experiencia completamente distinta”.

Esta realidad resonó en María porque ella misma había experimentado esa cara oscura de la salud cuando llegó por primera vez al país.

“Yo por mucho tiempo no quería ir al médico, a no ser que fuera con una doctora latina”.

El hecho de que sin dinero las personas no tuvieran acceso a la salud la había dejado anonadada, pues para ella era algo básico a lo que todos debían tener acceso.

“Yo siempre pensé que la salud era un derecho humano, así fue como lo aprendí en Argentina”.

Su interés y conocimiento la impulsó a colaborar con médicos de diferentes campos para trabajar en arreglar esta problemática. Esto la llevó a enfocarse en reducir las disparidades en el cáncer, enfermedades cardiovasculares, medicina familiar y demás.

Eventualmente, distintas instituciones la empezaron a contactar para que ella también los asistiera en el tema, como hizo el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Al darse cuenta de que existía una necesidad real por un experto que apoyara a diferentes organizaciones en los temas de disparidad, la Doctora María Espinola decidió independizarse y crear el Institute for Health Equity and Innovation.

Esto con el objetivo de llegar a más personas y tener un impacto más grande.

La Doctora hoy

La Doctora Maria Espinola lleva más de 12 años trabajando y viviendo en Estados Unidos, años que le han permitido acostumbrarse a un estilo de vida diferente al que tenía durante su tiempo en Argentina.

Allí existe una cultura más enfocada a la comunidad. Por ejemplo, en su pueblo, ella podía llegar a las casas de sus amigos sin invitación a hacer la visita y tomarse un mate.

En Estados Unidos no puede hacer eso, las costumbres y las personas son diferentes, y aunque le costó un tiempo acostumbrarse a ese cambio, no significa que haya sido algo negativo.

“Lo que ayuda mucho a un inmigrante a llegar al éxito es desarrollar una identidad bicultural, y esto significa que la persona valora de dónde viene y al mismo tiempo está abierta a los valores de aquí. Empieza de a poco a incorporar esos valores”.

Los valores argentinos y los valores americanos de María conviven dentro de ella todo el tiempo, y eso es lo que le ha permitido vivir lo que ha vivido, y alcanzar lo que ha alcanzado.
Conoce más sobre la misión del Institute for Health Equity and Innovation y sobre las demás iniciativas de la Dra. María Espinola.

Carolina Goyeneche
Carolina Goyeneche
Comunicadora social y periodista

Artículos relacionados

Cómo proteger tu negocio y empleados ante un tornado

Los tornados son fenómenos naturales que pueden afectar a...

Qué pasa si tienes una orden de deportación

Una orden de deportación puede parecer el fin del...