38.6 F
Cincinnati
sábado, enero 28, 2023

Gabriela Pickett, el impacto de una activista en Dayton

Últimos Artículos

Gabriela Pickett es una nativa mexicana que ha trabajado durante años por darles una mejor vida a los latinos e inmigrantes en Dayton.

Y más recientemente, lo ha logrado desde su cargo como Newest American Specialist en la Dayton Metro Library, y como parte de la junta directiva de Dayton Public Schools.

La historia de Gabriela

El interés que Gabriela tiene por ayudar y por hacer un cambio positivo en la vida de las personas es algo que ha estado con ella durante toda su vida.

Cuando vivía en México se dedicaba al activismo social, defendiendo los derechos de las personas en un clima político turbulento.

Lastimosamente, sus protestas fueron contestadas con violencia, y en medio de esa lucha perdió varios amigos.

La realidad era que mientras viviera en México su vida corría peligro, por lo que tomó la difícil decisión de migrar a Estados Unidos en busca de seguridad, pues sabía que no podía ayudar a nadie si no estaba aquí.

“Mejor me vine para acá pensando en seguir abogando por quien lo necesite, pero no tenía ganas de ser un mártir”.

Al llegar al país tuvo que enfrentarse a un nuevo reto, estar en un lugar donde nada es familiar, ni el idioma, ni las personas, ni la cultura. Era aprender todo de nuevo. 

Fotografía: Ty William Wright/New York Times

El lado positivo es que no estaba sola, muchas personas le ofrecieron ayuda y compañía mientras encontraba su lugar.

Fue la bondad de esas personas lo que la motivó a ser un apoyo para todos esos inmigrantes que pasan situaciones similares a la de ella.

Pensaba en hacer que su transición a este país desconocido para ellos fuera lo más fluida y fácil posible.

“Soy inmigrante, tengo viviendo en Estados Unidos 30 años, pero nunca se me va a olvidar lo que es llegar a un lugar donde no hablan tu lenguaje, donde la cultura puede ser muy diferente. Y creo que la mayoría de los inmigrantes nunca nos olvidamos de eso, y siempre recordamos a las gentes que nos han ayudado”.

Asi fue como dio inicio oficialmente su misión de conectar a los inmigrantes en Dayton que no conocen la ciudad con los recursos y las personas que están ahí para ayudarlos.

Y de la larga trayectoria de Gabriela Pickett haciendo impacto social, su trabajo en Dayton Metro Library y en Dayton Public School solo son sus esfuerzos más recientes.

“Estoy pagando todas las bondades que yo recibí cuando yo estaba en esa situación”.

¿Qué está haciendo ahora?

Desde sus cargos como especialista en la biblioteca y miembro de la junta directiva de Dayton Public Schools ha podido liderar proyectos que facilitan la integración de inmigrantes a la comunidad.

En el caso de su trabajo en Dayton Metro Library, se encargó de empezar a dar clases de inglés que tienen como temática central información importante sobre Dayton.

Cada sesión responde a las necesidades de los inmigrantes, pues les enseña todo lo que deben saber para vivir de la mejor manera posible en la ciudad.

Además de aprender ese idioma desconocido, también pueden informarse sobre todos los recursos que están disponibles para ellos, y cómo pueden acceder a ellos.

“No solamente les está dando un contexto de lo que es Dayton, también los está empoderando”.

Ella misma es responsable de darle a esas personas las herramientas que requieren para salir adelante por ellos mismos.

“Cuando estoy enseñando inglés y la gente ve las palabras y dicen ‘yo no sé’, y cuando les demuestras que sí saben, que saben más de lo piensan y que lo pueden usar para comunicarse. Esos momentos que les llamo los ‘¡Aha! moments’, son realmente maravillosos para mi”.

Por otro lado, desde su posición en el sistema educativo logró fundar la Nueva Escuela Internacional.

La institución tiene como propósito hacer que los niños y jóvenes que no manejan el inglés puedan aprenderlo antes de ingresar a las escuelas corrientes.

Fotografía: Nozipo Glenn/Facebook

También: Dayton abrirá escuela pública para estudiantes de inglés

“La idea es: van a esa escuela, se les da inglés intensivo de 6 meses a un año, y después de eso ya se les regresa a la escuela que está más cercana a su casa, pero preparados para que puedan seguir saliendo adelante”.

Esto ayuda a que muchas más personas completen sus estudios y en el futuro tengan acceso a más oportunidades.

“El simple hecho de poder haber llegado a que me eligieran, que llegara ahí y poder abogar por los estudiantes, y ver que van a abrir las puertas de una escuela exclusivamente para estudiantes que no saben inglés, eso ya, me puedo morir mañana y estoy contenta”.

Ambos proyectos tienen la intención de compensar las desventajas con las que las personas inmigrantes se enfrentan al llegar a un país diferente.

Y responden directamente  a su necesidad de transformar positivamente la vida de las personas más vulnerables.

“Lo que hago en la biblioteca y lo que hago en la escuela me dan tanta satisfacción que no necesito darme un espacio entre el trabajo y yo para poder sentir esa satisfacción, y ese descanso. Realmente disfruto lo que hago”.

La verdadera Gabriela

La historia de Gabriela Pickett refleja que su misión de vida siempre ha sido y siempre será apoyar a aquellos que los necesiten.

Por eso ella antes que cualquier título o cargo se describe como activista, alguien que está dispuesta a luchar por los derechos de los demás.

“Si tu me preguntas quien soy no te voy a decir que soy especialista de la biblioteca o que soy miembro de la junta de Dayton Public Schools, realmente me considero activista y siempre he estado abogando por los derechos de cualquier persona que necesite defensa”.

Fotogrtafía: Jan Underwood/Facebook

De diferentes formas Gabriela se ha dedicado a representar a las personas que no tienen cómo hacerlo por sus propios medios.

Su trabajo es una de estas maneras, pero también tiene un método totalmente diferente, el arte.

A partir de sus pinturas logra expresar mensajes que no siempre pueden ser comunicados o entendidos en palabras.

“He usado el arte para comunicarme con gentes que no hablan mi lenguaje, el arte es un lenguaje universal”.

Y simultáneamente sirve para conectarla con el país que tuvo que abandonar, su cultura mexicana.

“Mis paisajes son inventados en mi cabeza de lo que yo recuerdo de mi México, y es como una manera de preservar esas memorias, una manera de preservar mi cultura”.

Fotografía: gabrielapickett.com

Este mismo arte enriquece a Dayton como ciudad multicultural, pues integra las experiencias de Gabriela como mexicana y las vuelve valiosas para la comunidad.

“Yo no conozco otro lugar que sea más diverso que Dayton, la verdad. Y cada día veo más y más incorporación de otras culturas, se está haciendo un esfuerzo grande para incluir a todos”.

Si quieres conocer más sobre los proyectos de Gabriela Pickett puedes ingresar a Dayton Metro LibraryDayton Public Schools y seguir su trabajo.

Carolina Goyeneche
Carolina Goyeneche
Comunicadora social y periodista

Artículos relacionados

¿En qué gastan más los hispanos en Estados Unidos?

Actualmente, los hispanos se han convertido en una parte...

La comunidad se despide del Dr. O’dell Owens, un líder de Cincinnati

El pasado miércoles 23 de noviembre, el Dr. O'dell...